Runner, Runner: El juego sale del sótano

La nueva película de Justin Timberlake y Ben Affleck ha sido uno de los estrenos del primer fin de semana de octubre. Opiniones para todos los gustos pero un pensamiento en común: la parábola sobre juego y ambición en 2013 poco tiene que ver con su predecesora de hace 15 años.

Runner Runner

Los guionistas de Runner, Runner, Brian Koppelman y David Levien, firmaban en 1998 la trama de Rounders, una pequeña joya de culto para los amantes del poker. Protagonizada por Matt Damon –íntimo de Ben Affleck- y acompañado por John Malkovich, Edward Norton o John Turturro, Rounders presentaba el juego de poker en un mundo subterráneo y oscuro con partidas llenas de tipos duros y mafia rusa, sin embargo, el acercamiento del personaje de Damon al juego de cartas tenía mucho más que ver con las matemáticas y la psicología que con las trampas y las triquiñuelas de los maleantes.

Escena de la película Rounders
Norton, Damon y Turturro en una escena de Rounders
En la película de 1998, sin dejar de ser ficción, se explicaba cómo jugar a poker profesional, e incluso ayudó a popularizar la modalidad de juego Texas Hold’em. El guión en sí, aunque previsible, tiene algo de partida de poker y la estrategia y habilidad presentes en el juego real, son muy importantes en la construcción de la trama y los personajes.

Quince años después, sin embargo, las cosas han cambiado. Los fans de Rounders esperaban una continuación de la película de los noventa, pero se han encontrado con una especie de versión acelerada de la misma. Runner, Runner sale de la oscuridad de los sótanos en los que la mafia rusa jugaba a poker contra modestos estudiantes de Derecho y sitúa la acción nada menos que en Costa Rica.

Justin Timberlake es el nuevo Damon: un joven estudiante que pierde una gran cantidad de dinero jugando al poker, esta vez, a través de internet. Richie Furst, el personaje de Timberlake, se queda sin poder pagar la matrícula de su curso y al descubrir que le han engañado decide viajar a la sede de la empresa responsable y enfrentarse a ellos. La compañía está en Costa Rica porque el juego online no es legal en EE.UU. Allí le espera Ivan Block, el jefe, que no sólo entiende al estudiante sino que le convierte en su mano derecha en un mundo de lujo, extorsiones y corrupción.

Justin Timberlake y Ben Affleck en Runner, Runner
Timberlake y Affleck cara a cara en Runner, Runner
La película ya está levantando ampollas en EE.UU. tanto en quienes quieren legalizar el juego online como en quienes no. La acción y unas espectaculares localizaciones hacen a Runner, Runner una película entretenida pero a poco que se conozca el mundo del juego y el poker online se sabe que los parecidos entre realidad y ficción son más bien pocos.

En Rounders, no todos eran tan buenos y superdotados como Damon, los peligros del juego estaban representados por el personaje de Edward Norton y el lado oscuro por Malkovich pero en Runner, runner la cosa se va bastante de madre. Si con la película de 1998 Koppelman y Levien consiguieron iniciar a muchos jóvenes en el poker Hold’em, con la de 2013 de lo único que dan ganas es de irse de vacaciones a Costa Rica.


0 comentarios:

© 2010 by Bloggertheme9