Hitchcock y las perversiones sexuales

Muchas cosas se han hablado de Hitchcock, como una de las figuras más intrigantes y fascinantes del cine. Su afición a colocar protagonistas rubias en sus historias y las múltiples películas de suspenso que realizó a lo largo de su trayectoria, lo han colocado como uno de los máximos exponentes respecto a la dirección de películas. Pero detrás de cada uno de ellos, se ocultan connotaciones puramente sexuales y perversas, que sin duda sorprenderían a más de uno de sus admiradores.

Hitchcock siempre elegía actrices elegantes

El voyerismo por ejemplo, está claramente implícito en su famosa cinta “La ventana indiscreta”, en donde un hombre suele dedicarse a espiar con ayuda de un telescopio a través de las ventanas de sus vecinos, hasta que se topa con una escena terrible.

También es inolvidable aquella escena de Psicosis, en la que su personaje principal, Norman Bates, lleva a cabo una escena de travestismo con las ropas de su dominante madre.

Escena de la película Psicosis de Hitchcock

En los filmes “Vértigo” y “Frenesí”, hay claras referencias a actos de necrofilia. En la primera, por medio de la petición del protagonista a una mujer a la que acaba de conocer, de vestirse como su pareja recientemente fallecida y en la segunda, a través de la secuencia en la que un despiadado asesino intenta violar a una chica a la que mata después, y donde más tarde regresará para arrancar del cadáver de su víctima un alfiler de corbata olvidado.

0 comentarios:

© 2010 by Bloggertheme9